La escritura, herramienta eficaz para encontrar el lado positivo de la vida

Niños chinos, autora 4 añosSabías que…? Con unos sencillos ejercicios de escritura podemos lograr apreciar mejor los «momentos mágicos» que la vida nos ofrece. Es lo que se conoce como escritura terapéutica.

En este  próximo enlace, podrás leer el interesante articulo que nos da las pautas a seguir para que con  unos simples ejercicios,  que bien podemos hacer por la mañana y/o                                                                                     por la noche, nos ayudarán a ver la                                                                                   vida con más alegría.

https://www.elperiodico.com/es/ser-feliz/20190315/escritura-terapeutica-ejercicios-sencillos-7338682

 

 

¿Qué es necesario para hacer una análisis grafológico?

El análisis grafológico nos va a permitir un conocimiento más profundo de nosotros a través del estudio de nuestra escritura manuscrita.

Más de una vez, me he encontrado con la típica situación de alguien que al enterarse que soy grafóloga ha venido con un trocito de papel o bien la servilleta del bar y tres o cuatro palabras escritas y con gran avidez me ha preguntado: «Oye, ¿me puedes decir como soy?, ¿qué ves en mi escritura?». Y claro, más de alguno se habrá sentido defraudado cuando mi respuesta ha sido que con esa escasa infomación no se puede ser riguroso en el análisis.

Pues bien, para la interpretación grafológica de una escritura, estos son los requisitos básicos:

  • escribir a mano,  sobre un papel en blanco tamaño DIN-4 , una carta de unas 10 líneas aproximadamente,  en la que figure también la firma.
  • que el escribiente utilice el útil con el que está habituado a escribir, bien sea un bolígrafo, lapicero o tal vez una pluma.
  • que indique también su edad, si es diestro o zurdo, si sufre alguna enfermedad o lesión en manos o brazos, y/o si está tomando alguna medicación.

Con toda esta información, ya podremos proceder de forma adecuada a realizar el  análisis grafológico.

María Nogales                                                                                                                     Grafoterapeuta

 

Buena letra, buena escritura: grafoterapia

Gracias a la reeducación de la escritura o grafoterapia es posible mejorar la letra. Sirvan estas ilustraciones como  ejemplo de que sí es posible cambiar y mejorar la letra.

Chico de 12 años, zurdo y diagnosticado de TDHA

Primer dictado, inicio sesiones grafoterapia

Último dictado, fin sesiones grafoterapia.

Los múltiples beneficios de escribir a mano

Los beneficios de escribir a mano son innumerables. Como  señalan en el siguiente enlace que os adjunto «escribir ‘a la antigua’ estimula la actividad cerebral, propiciando procesos cognitivos y neuromusculares mejor que de cualquier otro modo. Ayuda a aprender, estudiar y realizar actividades creativas»

https://elcomercio.pe/eldominical/actualidad/puno-letra-noticia-570555

 

El dibujo como herramienta de aprendizaje de la lectoescritura

Partiendo de la premisa que más del 80% de los adolescentes cuenta con un estilo cognitivo preferentemente visual, nace VoxPrima cuyo objetivo es que los alumnos aprendan a leer y escribir a partir del dibujo. Su método se llama Pictoescritura.

Para más información:

http://www.yorokobu.es/pictoescritura/

Alumnos y letras

Según un estudio de la Universidad de Illinois, los mejores alumnos son los que tienen mejor letra. También, han  observado que los alumnos con mala letra tienen un pensamiento más rápido.

Y, ¿qué tal si conseguimos que estos últimos tengan también buena letra? Seguro que tendrían resultados más brillantes

http://www.laverdad.es/sociedad/cerebro-ninos-letra-20180113131000-nt.html

23 de enero, Día de la Escritura a Mano

Hoy, 23 de enero, celebramos el Día de la escritura a mano. Un día estupendo para tomar un papel y lápiz y redescubir el gusto de #escribiramano.

Además las ventanjas de escribir a mano son múltiples. Por ejemplo, desde el punto de vista personal, causa mejor impresión y cercanía; la comunicación es más personalizada y creativa. Una nota manuscrita muestra que se desea agradar a alguien y que se ha tomado el tiempo extra para hacerlo.

También desde el punto de vista profesional, tomar notas a mano ayuda mucho más a fijar los contenidos frente a aquellos que utilizan el teclado.

Recuperemos,  el placer de escribir a mano.

 

Caligrafía: la mano trémula de un escriba medieval

María Valerio escribe un interesante artículo en el diario EL MUNDO, sobre un estudio llevado acabo por una historiadora y una  neuróloga en el Reino Unido,  acerca de la escritura de un monje-escriba del siglo XIII en el Priorato de Worcester, conocido como la mano trémula de Worcester.

Estudiando las características de su caligrafía, llegan a la conclusión que el escriba padecía el llamado temblor esencial . Se trata del trastorno del movimiento más frecuente y afecta sobre todo a las manos. Se dá sobre todo en personas mayores de 65 años aunque también aparecen casos en personas a partir de los 40 años de edad.

La mano trémula del escriba